EL MONUMENTO DE LOS GRITOS DE INDEPENDENCIA

DEDICADO A LOS HÉROES  QUE LUCHARON  POR LA LIBERTAD DE LAS NACIONES HISPANOAMERICANAS Y  QUE DERRAMARON SU SANGRE SOBRE LA TIERRA QUE HOY LOS VE FLORECER CON OBJETO DE UNA SOBERANÍA PROPIA DE SU AMADA PATRIA.

El monumento de los héroes, se construyo hace aproximadamente 53 años, con la intención de conmemorar a los soldados que proclamaron su victoria con un  grito de independencia en los países americanos.

Está conformado en su parte frontal  por la estatua del libertador Simón Bolívar realizada por Emanuel Fremiet un escultor Francés, en esa misma cara se puede encontrar una leyenda con un aparte del testamento político; sobre sus otras caras están inscritos los nombres y datos  de las batallas libradas por el ejercito que logró la independencia política de Bolivia, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia.

Otro elemento que resalta en este monumento  es la plaza ceremonial, donde actualmente se realizan ceremonias en conmemoración  a militares que luchan con espadas de fuego contra el crimen y la violencia. De igual modo, se ha convertido en un punto de encuentro para los ciclistas  que recorren la inmensa selva de cemento  durante la noche.

No obstante, este gran edifico que adorna el cruce de la calle 80 y la caracas con autopista norte,  cuenta con 6 pisos y una terraza que lleva 47 años cerrada. Sin embargo este año se ha permitido el ingreso al publico  toda vez que  se han exhibido varias obras de arte y también, se convirtió en un punto para el desarrollo de uno de los festivales mas grande de cine independiente que se realizan en el país.

Ahora bien, al ingresar y dar los primeros pasos por este monumento se percibe el silencio y la oscuridad, a causa de que no cuenta con una buena iluminación en ninguno de sus pisos. De esta manera si usted pretende recorrer estos pasillos, desolados como los cementerios en los que se encuentran los cadáveres de estos temerarios héroes, debe contar con al menos una linterna.

IMG_0101

Inicialmente, Cuando en 1952 se autorizó su construcción, no solo iba a ser una insignia del norte de la capital, también alojarían “siete salas de la Academia de Historia y el Museo de las Glorias Civiles y Militares de Colombia”, según información del Centro de Documentación del Instituto Distrital de Patrimonio.

Por supuesto, esto no se cumplió y el diseño elaborado por el arquitecto Angiolo Mazzoni y el artista Ludovico Consorti  no se  llego a utilizar para su objetivo principal, pues ahora, solo se percibe soledad entre estos grandes muros de concreto.

Al seguir ascendiendo por estos laberintos de escalones se penetra el frío en los huesos y la oscuridad del mismo hacen de esto una experiencia realmente tenebrosa. Cada piso y rincón están vacíos y el inminente desperdicio de espacio es evidente.

Finalmente, al final del túnel se reflejan en las paredes los destellos de luz que anuncian la llegada a la cima.  Una terraza es el punto mas alto de este monumento, en donde se puede observar una de las mejores vistas de la zona norte de la ciudad  de Bogotá. La altura y la brisa que golpean fuertemente sobre el cuerpo hacen de este lugar un verdadero espectáculo, para así,  poder escuchar con toda tranquilidad los gritos de independencia  que hoy hacen de Colombia  una patria sin esclavitud y totalmente libre.

IMG_0107

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s