El sonido del trueno en el Velvet Retro

En el segundo piso de un edificio pequeño ubicado al sur de Quito, entre otros locales de diversión más convencionales, se sitúa el Velvet Retro & Rock Club. En medio de la bulla de discoteca y las pistas de karaoke se abre paso el sonido del trueno. Todas las expresiones del rock, sus exponentes, seguidores y estéticas coexisten a plenitud en sus instalaciones.

por Doris Pinos.

Cuadras antes de llegar, la fuerza insuperable de la batería, la electricidad de la guitarra, el espíritu de los bajistas históricos y las voces que al intercalarse del agudo al grave transportan a otra dimensión, reciben a los visitantes y les sirven de guía. El oído rokero-metalero está calibrado y se parece al olfato de un sabueso. Nadie se pierde. Sin tanto afán el sitio puede ser descubierto.

Tras los rincontes del Velvet

Adentro las mesas y sillas se han cambiado de lugar. Por la reinauguración de Velvet sus anfitriones ofrecen un concierto de heavy metal en vivo. La gente está de pie y corea a viva voz, con los ojos cerrados y las manos hacia arriba, las canciones de los grupos que, de una u otra forma, han marcado alguna etapa de su vida. Cabellos largos, camisetas de AC/DC, Led Zeppelin, Iron Maiden y Ángeles del Infiero se disipan entre la multitud. La temperatura aumenta. Continúa llegando más gente. En el bar la cerveza se vende bien.

En el escenario, pese a no ser tan grande, los músicos colocan sus instrumentos. Las luces son cálidas y multicolores. Estas se suman a la fuerza de la interpretación. Luz y sonido en su máxima potencia. Sube al escenario la banda quiteña “El delicado sonido del trueno”. Tiene dos vocalistas. Uno de ellos saluda y agradece al público. Su barba larga con cortes a los lados es peculiar así como el pantalón faldón de cuero que lleva puesto. La vocalista que luce un vestido negro llama la atención por su voz poderosa. Es soprano. Detrás, el guitarrista se saca la camiseta. Sus manos están completamente pegadas a las cuerdas y no paran de moverse. Varios rasgados por segundo rompen la monotonía.

delicadosonidodeltrueno2

Las voces del metal

Cerca del escenario están los motociclistas de Motor Quito. Sus chalecos de cuero que dicen Motor Quito (Alfa), los pañuelos negros sobre la cabeza y los tatuajes demuestran vigorosidad. Juan G. dice que se considera casero de Velvet porque nunca le ha cerrado las puertas a las motos y sus historias. “Quisiéramos que la gente venga y conozca para que cambie su mirada. Nosotros tenemos una ideología, somos profesionales, hacemos ayuda social y nos gusta el metal”.

Al otro extremo del salón está Yadira con su pareja. Ella afirma que Velvet ha sido parte de su vida desde hace tiempo. En este lugar se enamoró del rock y conoció a su compañero. Junto a ella está Dayanara quien es docente y activista social. Sus amigos comentan que es multifacética. Que se la puede ver en las marchas y plantones a favor de los derechos de las mujeres y jóvenes pero también en los conciertos de rock porque no se pierde ni uno solo. Explica que el rock busca transgredir y presentar un mensaje. Sus grupos preferidos son Curare, por la fusión rock-andina, y Mortal Decisión por el tema “No soporto este colegio”.

Antes de las dos de la mañana el último grupo cierra el evento. Los presentes comentan que la organización, el sonido, la atención y la animación han estado de lujo. Recomiendan a los amantes de este género musical venir al Clásico Velvet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s