Fernando Escobar Páez, escritor estrambótico y escatológico

En una ciudad que corre a mil por hora, llena de ruido y de quiteños que cierran la tarde huyendo hacia sus hogares a través de miles de vehículos que circulan por sus largas avenidas, vive Fernando Escobar Páez.

IMG_5732

por Silvana Estancio, tomado de La otra agenda.

Un loco escritor quiteño, medio geniecillo, vago y un tanto conflictivo como lo describen algunos de sus seguidores, pasa los días junto a sus 17 gatos, mientras escucha el estilo melancólico y minimal del indie rock de Mamá Vudú, banda musical a la que dedica su tesis de grado para seguir en la carrera del periodismo. Escobar Páez marca el estilo estrambótico de la literatura en Quito. Varios son los libros que han marcado de la historia del escritor de 33 años, sin embargo, el libro que lleva por nombre Miss O’ginia ha hecho que sea odiado por muchas, amado por algunas y reconocido entre la sociedad libre de pensamientos tabúes.

Su nacimiento como escritor se dio en una época en la que usaba demasiadas sustancias, se creía una estrella de rock pero sin las mujeres, ni el dinero que tienen los músicos. En sus relatos explicó que llegó medio por accidente a un taller de literatura en la Casa de la Cultura Ecuatoriana en donde encontró amigos y enemigos.

Con los amigos que conoció en el taller formó un colectivo cultural que se llamaba “Machete Rabioso” y publicaron sus primeros libros mediante la autogestión, <<aunque la mayor parte del tiempo se dedicaban a beber>>. Ese primer libro se llamó “Los Ganadores y Yo”, salió el 2006 y lo acusaron de ser muy porno. Su carrera está marcada por libros propios como: Escúpeme en la verga y Miss O’ginia 2.0 y otras parafilias normales.

1186877_417642141688172_1627663706_n

Fernando dice que no quiere perder el tiempo en el ámbito tan mezquino y lleno de egos delirantes como es el de la literatura ecuatoriana. Su estilo de redacción está marcado por ser rudo y punzante lleno de “malas palabras” y sexo. Le han dicho que tiene el Síndrome de Tourette y problemas para controlar la ira, pero asegura que simplemente “no me da la gana de andar con mojigaterías y que la verga se llama verga y que la vagina se llama vagina”.

No le es relevante que su literatura que se da conocer en la sociedad élite, aunque cierra este capítulo diciendo que le resulta mucho más fácil publicar sus textos en el extranjero que en el Ecuador, ya que el “curuchupismo” es grande y poderoso.

 

Publicaciones:
– Los Ganadores y Yo (Machete Rabioso Editores, Quito, Ecuador, 2006)

– Miss O’ginia (Doble Rostro Editores, Quito, Ecuador, 2011)

– Escúpeme en la verga (Editorial Cartonerita Niña Bonita, Zaragoza, España, 2013), (BongoBooks, México D.F., México, 2014)

– Miss O’ginia 2.0 y otras parafilias normales (Editorial FOC, Barcelona, España, 2013), (La Liga de la Justicia Ediciones, Arica, Chile, 2015), (Ediciones ¡Ay Caramba!, Salta, Argentina, 2015)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s